Torneo de Periodismo » Blog Archive » Batalla campal con un único superviviente

Batalla campal con un único superviviente

La gran final del Torneo de Periodismo prometía espectáculo y La Gasolinera estaba lista para un duelo de altos vuelos. El horario de dos del mediodía, digno de Javier Tebas, impidió a los seguidores más longevos del campeonato acudir al choque definitivo. Los novatos partían con ventaja en los pronósticos, después de un holgado primer puesto en la liguilla y una clara victoria frente al Eibartolo en semifinales. Ambos conjuntos encaraban su primera final con la oportunidad de dejar huella en la historia del TP. En el palco, otro duelo: Bertín Osborne contra Tomás Guasch.

Comenzó el derbi fascista con ambos equipos tratando de imponer su ley, un duelo de estilos del que salió beneficiado el Hertha. Los pupilos de Bertín se adelantaban por medio de Diego en una de las primeras acciones del partido, sin apenas dar tiempo a los cronistas a comprar sus litronas. El gol tempranero sembró las dudas en la parroquia del caudillo, que no encontraba huecos en la férrea y numerosa defensa azulona. Ni siquiera Nacho Mata era capaz de hacerse espacio con su vertiginoso movimiento de pies, que deja a los rivales peor que Pastore después de la ITA. Precisamente, el colegiado eibartorial tuvo que soportar las continuas protestas de los ultras del Spartak, para acabar soltando un “cállate, que no tienes ni puta idea”.

 

A medida que corría el cronómetro, la temperatura iba en aumento. El Hertha trataba de hacer daño en jugadas trenzadas por Gálvez, mientras que el Bayern de los Caídos era incapaz de encontrar situaciones francas de disparo (nunca mejor dicho). La presencia de Fígaro entre palos obligó a los novatos a renunciar a tiros lejanos, al guardameta no le traspasan los balones.

 

En el ecuador de la primera parte, Gálvez iba a volver a sacar su talento a relucir. Recibe en contragolpe, encara a Ceni00, lo regatea y pone el 2-0. La final, que estaba siendo disputadísima, se le ponía muy de cara al equipo del cantante. Los hombres de negro no se rindieron. Rodri avisaba con un disparo forzado desde el punto de penalti, que volvía a atajar Fígaro. Al borde del descanso, Nacho conseguía desarbolar la defensa y sacar un pase de la muerte. En el segundo palo iba a aparecer (quién sino) “El Niño” Rodri para empujar la pelota en boca de gol.

 

La euforia tras el gol pronto se iba a cambiar de lado. Tras una jugada por banda izquierda, Diego dispara por el primer palo y marca el 3-1. La efectividad de los azulones era extraordinaria. El choque se asemejaba al típico partido de Ultimate Team y no porque en el bando de primero hubiese algún ‘DjLloros’.

 

En la reanudación, el Bayern metió una marcha más, pero se iban a topar contra un Fígaro en modo Dios. Paradas de todos los tipos para mantener en ventaja a su equipo. En el minuto 26, Nacho volvía a apretar el marcador con un disparo raso que entraba golpeando al palo trasero de la portería, inapelable para el inspirado guardameta. ‘Il Coleta’ estuvo a punto de desatar la locura en La Gasolinera con un remate de tacón. Poco después, iba a ser Kun el que ponía las tablas, 3-3 y éxtasis entre la afición del Spartak.

 

El partido estaba en el alambre. Minutos de locura, donde también Ceni00 tuvo que intervenir de forma providencial. La fortuna se iba a aliar con los bertineses cuando Darva desvío la trayectoria de la pelota y acabó introduciéndola en su propia portería. El Hertha volvía a ponerse por delante.

 

Apenas restaban cinco minutos para el final. Los dos equipos se cargaron de faltas y comenzaban a llegar los dobles penaltis. El primero del partido cayó del lado del Bayern, pero Kun erró ante Fígaro. En la siguiente jugada, Moyano, muy astuto, le roba la pelota a Ceni y marca a placer. Sin apenas tiempo para lamentarse de los goles encajados, el Bayern se volvió a llevar otro palo, esta vez en forma de doble penalti, que transformó Gálvez. Los discípulos del caudillo eran ya un juguete a manos de sus mayores. Con el partido dando sus últimos coletazos, Nacho se encargó de maquillar el resultado y firmar el definitivo 6-4.

 

El Hertha se convierte en campeón del Torneo de Periodismo por primera vez en su historia. Dicen que esta edición no hay trofeo, pero el gran premio que nos hemos llevado todos es pasar buenas mañanas con gente de puta madre. ¡Suerte a todos en los exámenes finales!

 

Hertha: Fígaro (P), Moyano, Diego, Gálvez, Adri, Rubén, Sergio y Patas

Bayern: Ceni (P), Nacho, Kun, Xhan, Miguel, ‘Il Coleta’, Darva, Rodri y Ure

Goles: 1-0 Diego 2’; 2-0 Gálvez 11’; 2-1 Rodri 18’; 3-1 Diego 19’; 3-2 Nacho 26’; 3-3 Kun 32’; 4-3 Darva p.p. 34’; 5-3 Moyano 37’; 6-3 Gálvez 38’; 6-4 Nacho 39’

MVP: Fígaro

Crónica: Spartak de Vermú

7 comentarios a “Batalla campal con un único superviviente”

Anónimo
16 mayo, 2018 - 20:14

Hoy ha perdido el fútbol

Anónimo
16 mayo, 2018 - 20:15

El año que viene plantear a la directiva que se cambie el nombre a Hertha de Fígaro

Anónimo
16 mayo, 2018 - 20:25

Kun llorón, maricón

Anónimo
16 mayo, 2018 - 21:14

Las victorias con lloros saben como más ricas

Anónimo
16 mayo, 2018 - 23:43

Tres años después, vuelve a haber crónica de las finales. Increíble !

Nacho
17 mayo, 2018 - 11:03

Ganar el TP habría estado bien, pero aparecer en las películas de Ice Age es otra movida.

Sergii
17 mayo, 2018 - 11:27

Fiesta del TP, una hamburguesita y a ver una peli de Tarantino, esto es vida COÑO!!!

Deja tu comentario